4 de marzo de 2022

Mujer ucraniana en Antofagasta sufre por su familia en Kiev

Tanto el padre, como el tío de Anna Zakharova, se alistaron en el ejército para enfrentar a soldados rusos

Cuando era una adolescente, Anna Zakharova arribó a Chile junto a su madre, específicamente a Arica. Actualmente, vive con su pareja y su hija en Antofagasta, pero siempre al pendiente de lo que acontece en su país natal, más ahora que Ucrania está siendo atacada por fuerzas militares rusas. 

Son días tristes y de una preocupación constante por sus familiares que siguen allá. Según la mujer, se mantiene lo más informada posible a casi 13 mil kilómetros de distancia vía redes sociales, Instagram, Facebook, Telegram y Whatsapp. Así es como ha logrado mantenerse en contacto con ellos, aunque reconoce que en muchas ocasiones la conexión falla, lo que incrementa la angustia por tener noticias. 

“Toda la familia por parte de mi papá está allá; abuelas, hermanas de mi papá, primos y tíos. Parte de mi familia vivía en Kyev, que es la capital, y mi papá en Vinnytsia, que es otra ciudad más pequeña. Ellos continúan allá, dentro del país, hasta la última información que tengo. Por parte de mi mamá tengo un primo que es como mi hermano, en realidad porque crecimos juntos, nos criamos juntos", contó a El Mercurio de Antofagasta

También dijo que su familia logró escapar de la capital, de la zona de conflicto, y lograron refugiarse en un pueblo cercano, lugar de residencia de su abuela paterna, que está “más tranquilo". “Hay muchas personas que emigraron a zonas rurales, porque los bombardeos están en las ciudades grandes, como Kyev. Igualmente suceden situaciones complejas en estos pueblos, pero nada de la gravedad de lo que está sucediendo en las ciudades más grandes”.

Además, Anna aseguró que su padre y tío, hace 3 días, se alistaron -voluntariamente- en el ejército ucraniano para enfrentar la invasión del ejército ruso, situación que la mantiene muy angustiada. “Me la he llorado toda, pero igual uno tiene que tener fortaleza. Yo tengo una hija, una bebé de dos años, chilena, que no entiende de guerra ni lo que está pasando. Emocionalmente ha sido muy duro”.

TEMAS