26 de octubre de 2022

"No es violar los DDHH": Tohá defiende casos en que policías pueden disparar

La ministra diferenció entre violaciones de DDHH en el estallido social y los casos en que Carabineros dispara contra criminales. Dijo que hay "distorsión" en el debate.

La ministra del Interior, Carolina Tohá, defendió la proporcionalidad de la fuerza que deben aplicar las policías en las detenciones, diferenciando en qué casos se violan los derechos humanos y en cuáles no.

 Este debate surge por los últimos asesinatos de Carabineros, el actuar policial ante manifestaciones y el reciente caso de un efectivo que disparó a un imputado que lo amenazaba con un trozo de cemento.   

"La norma de proporcionalidad no es algo que cada uno interprete a su pinta. Está hecha para que la autoridad policial tenga la posibilidad de reducir a un ciudadano que está actuando fuera de la ley. La proporcionalidad es ocupar la fuerza suficiente para reducirlo, no es para quedar igual... Si una persona está tirando piedras ¿el carabinero tiene que ir a tirarle piedras? Por favor, que quede clarísimo", señaló la ministra Tohá en Radio Duna.

Para la ministra hay "distorsión" en el debate, porque hay quienes creen "inevitable que se violen de vez en cuando los derechos humanos. Como que es parte del juego, una policía que hace la pega, que pueda violar un poquito los derechos humanos". Y también quienes creen que un carabinero que emplea la fuerza "está violando los derechos humanos y eso no es así". 

"Un carabinero tiene derecho a si una persona está actuando de una forma que no puede controlarla, a golpearla con el bastón. Y si un criminal está disparando, tiene derecho a dispararle. O si está poniendo en riesgo la vida de otro, tiene derecho a dispararle, incluso antes de que dispare el criminal", explicó.

"Que un policía le dispare a un criminal o le pegue un palo a alguien que está imposible de ser detenido no es violar los derechos humanos. Violar los derechos humanos es pasar por encima de esa proporcionalidad de la que estamos hablando. Es usar armas que no son necesarias y que causan un daño infundado a alguien que está ejerciendo un derecho legítimo, como pasó muchas veces en el estallido (social), que personas salieron tranquilas a manifestarse y terminaron con un ojo menos. Eso es violar los derechos humanos", precisó la ministra del Interior.

TEMAS